Publicidad

El Equipo de Gobierno con el apoyo de Adelante Andalucía aprueba el documento inicial del PGOU de Almuñécar

Ha contado con los votos a favor de PP, C’s y +Almuñécar y el apoyo del edil de Adelante Andalucía. En contra, Convergencia Andaluza y PSOE.
El Ayuntamiento de Almuñécar ha celebrado esta mañana pleno extraordinario, quizá uno de los más importantes de los últimos años, ya que se sometía a aprobación el documento inicial del Plan General de Ordenación Urbana. La sesión comenzaba a las 9 de la mañana, finalizando cerca de 3 horas y media después tras un largo e intenso debate, resultando aprobada la propuesta con los votos a favor de PP, C’s, Más Almuñécar y el apoyo del edil de Adelante Andalucía, con los votos en contra de Convergencia Andaluza y PSOE.

El actual PGOU data del año 1987 y es la tercera vez que se inician los trámites para la revisión de un nuevo proyecto de planeamiento, sin que en las anteriores ocasiones se aprobara definitivamente, por falta de consenso en algunos casos o cambios de gobierno en otros.

La aprobación inicial del PGOU sexitano ha salido adelante con los votos de los 10 concejales del equipo de gobierno (6 del PP, 2 de C’s y 2 +Almuñécar), más el voto del concejal de Adelante Andalucía. En contra han votado los 3 concejales del PSOE y los 6 de Convergencia Andaluza, que emitió un voto menos tras la dimisión del concejal, Ángel Ortega.

Tras 3 horas y 12 minutos de debate tenso, la propuesta del equipo de gobierno fue aprobada y ahora se publicará en el Boletín Oficial de la Provincia. A partir de entonces, se abre un plazo de exposición pública de 3 meses, durante el cual cualquier grupo político, colectivo, sector o incluso particular pueden formular alegaciones que serán incorporadas como mejoras, si el Ayuntamiento las estima oportunas, para someterlo a aprobación provisional, tras la llegada también de los informes de la Junta de Andalucía que son de su competencia.

Previo al debate, el portavoz de CA, Juan Carlos Benavides, ha entregado un documento con dos planteamientos: El primero contemplaba que la portavoz de Ciudadanos, Beatriz González Orce, debía ausentarse del debate en base a la “Ley 40/2015, en su artículo 23. Abstención, indica en su apartado 1. que “las autoridades y el personal al servicio de las Administraciones en las que se den alguna de las circunstancias señaladas en el apartado siguiente se abstendrán de intervenir en el procedimiento....” y en su apartado 2. dispone que “son motivos de abstención el tener vínculo matrimonial o situación de hecho asimilable y el parentesco de consanguinidad dentro del cuarto grado o de afinidad dentro del segundo con cualquiera de los interesados, , con los administradores de entidades o sociedades interesadas y también con los asesores, representantes legales o mandatarios que intervengan en el procedimiento....”

La secretaria municipal le respondía aclarando que existe jurisprudencia en el primer caso y que el interés general prevalece sobre el particular, por lo que la portavoz de C’s podía intervenir sin problemas.

Sin el voto de Beatriz González no se podía aprobar el PGOU inicialmente, ya que se requiere mayoría absoluta, razón por la que el equipo de gobierno ha calificado la argumentación del portavoz de CA como “un intento de Benavides para paralizar la tramitación dejando el asunto sobre la mesa”.

En cuanto a la petición de ampliación de plazo para su estudio solicitada tanto por Convergencia Andaluza como por el PSOE, argumentada en la necesidad de “contar con más tiempo para conocer el documento y poder aportar nuestro criterio, sugerencias y alegaciones al planeamiento que contempla, dado que se nos entregó el pasado jueves y solo cuatro días después se somete a aprobación”, la secretaria municipal alegaba que se había solicitado una ampliación del plazo pero se podía continuar con la tramitación del PGOU.

POSICIONAMIENTOS:

Es justo señalar que a lo largo del pleno, del contenido del documento es de lo que menos se habló, ya que, una vez más, el debate se centró en el cruce de acusaciones hacia la gestión urbanística en gobiernos pasados, echándose en falta que alguno de los portavoces del gobierno centrara el debate y desvelara algunas de las líneas sobre las que se basa el planeamiento de ciudad aprobado inicialmente.

El concejal de Urbanismo, Francisco Javier García, basaba su intervención en asegurar que a partir de esta aprobación inicial “contaremos con la oposición”. En la elaboración del Plan, no que no lo conozca ni lo comparta. Es evidente que como persona individual tengo discrepancia con algunos matices, pero las líneas generales del modelo de ciudad está claro y lo defiendo a capa y espada”, A continuación afirmaba tener ganas de reunirse con la oposición y conocer sus propuestas y alegaciones para poder discutirlo y consensuarlo. Por último explicaba que el documento presentado “tiene que dar muchos pasos aún”, por lo que pedido la participación de todos para “aprobar definitivamente un PGOU de consenso que no dependa del color político con el que se gobierne”, invitando a los corporativos a reunirse, cuantas veces haga falta durante los tres meses de exposición pública, para participar activamente en su mejora.

Juan José Ruiz Joya, portavoz del PP, mostraba un talante bastante sereno y reflexivo, invitando en varias ocasiones a la oposición a abstenerse en la votación. “Demuestren de verdad esas ganas de aportar a este plan y hagan la abstención. Y si no les gusta, en el próximo procedimiento voten en contra. Pero no tengan discursos vacíos que tienen como único objetivo hacer daño a este gobierno y a este municipio. Señor Benavides, quiero tenderle la mano y no quiero enfrentamientos porque coincido con usted en que no nos llega a ningún lugar. Por eso quiero pedirles que recapaciten, hagan un juicio de valor y demuestren lo que nos dicen”, concluía

La portavoz de Ciudadanos, Beatriz González, argumentaba su voto favorable al documento “por responsabilidad, No puede ser que cuando uno no elabora un proyecto no pueda votar ni participar en sus modificaciones. Es cierto que ha habido poco tiempo porque entramos al gobierno el 15 de junio, pero he tenido tiempo de conocerlo y estudiarlo. Y es cierto que hay cosas que mejorar, pero precisamente por responsabilidad total queremos trabajar por mejorarlo”, concluyó.

Para el portavoz de Convergencia Andaluza, “el pleno ha puesto en evidencia un desprecio absoluto a los derechos de la oposición, sin darnos oportunidad ninguna a la elaboración de la propuesta, que se ha realizado una ocultación sistemática del documento, imprescindible para poder formarnos una opinión”. “Hay serias dudas jurídicas de que se hayan cumplido los plazos de la tramitación y se pone en evidencia que este plan es absolutamente restrictivo y bloquea todo crecimiento de la ciudad sin contemplar instalaciones turísticas vitales como puertos deportivos o campos de golf, generando una tremenda inseguridad jurídica y unas cargas para el 40% de los ciudadanos del municipio que hay que pagar si o si, por importe de más de 18 millones de euros que hay que sumar al IBI”.

La portavoz del PSOE, Rocío Palacios, criticaba insistentemente el poco tiempo que han tenido para estudiar el PGOU antes de la aprobación inicial: “Aquí venimos como venimos porque el procedimiento no se ha hecho bien. No podemos expiar las culpas con él “y tú más…”, formas que criticamos en el pasado, lo hacemos en el presente y lo haremos en el futuro. La normalidad democrática y la responsabilidad pública exige dar participación a todas las fuerzas políticas”. Palacios pidió al equipo de gobierno que demostrara su buena voluntad, “tal y como mi grupo hizo apoyando el avance presentado, pero no nos pidan gestos de buena fe que ustedes, como gobierno, no han propiciado. Traen aquí un documento que no ha sido informado, consensuado y participado ni por las fuerzas políticas ni con el pueblo. Y por supuesto que habrá cosas que no nos gusten nunca, pero intentaremos llegar a una fórmula de entendimiento renunciando todos a nuestro ideal por el bien para el pueblo de Almuñécar y La Herradura al que todos representamos”.

Francisco Fernández, portavoz Adelante Andalucía explicaba que “en líneas generales” el PGOU se ajusta al modelo de ciudad que persiguen. “Es un PGOU equilibrado, con propuestas viables, que permiten un desarrollo sostenible”, puntualizaba, añadiendo que “utilizaremos los 90 días del plazo de alegaciones para proponer la iniciativa que mejore el planeamiento, pero el PGOU es muy necesario y urgente comenzar a trabajar en él”.

El pleno también ha dado luz verde a la aprobación inicial del Estudio Ambiental Estratégico de la revisión del PGOU.

Más noticias de Actualidad