Publicidad

El Consejo Municipal Agrario de Motril impulsa el consenso para la solución de las grandes demandas del sector

En la sesión celebrada este martes 30 de septiembre, en el salón de actos de La Palma S.C.A., la alcaldesa Luisa María García Chamorro aseguró que ayuntamiento y agentes agrarios “caminan juntos y están cumpliendo muy bien con sus deberes”



La pandemia ha aplazado la sesión, pero no ha diluido ni un ápice de la fuerza con la que el sector agrícola del municipio está luchando por sus intereses, por su presente y futuro. La convocatoria, celebrada este pasado martes en el salón de actos de la cooperativa Granada-La Palma (gracias a que el espacio garantizaba la seguridad y comodidad del aforo), puso de manifiesto la buena sintonía que existe entre el Ayuntamiento de Motril y los principales agentes del sector, tanto los propios agricultores como alhóndigas y cooperativas o los regantes, estos últimos uno de los principales bastiones reivindicativos de la ampliación de los regadíos en la zona.

La alcaldesa de Motril, Luisa María García Chamorro, presidió una sesión concurrida a la que asistió la delegada territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, María José Martín; así como el teniente de alcalde de Agricultura, Antonio Escámez y la presidenta de la E.L.A de Carchuna-Calahonda, Concepción Abarca. Actuando de anfitrión el presidente de Carchuna-La Palma, Pedro Ruiz, quien brindó calurosamente las instalaciones de la entidad para esta y futuras convocatorias.

García Chamorro volvió a ser clara en relación al compromiso municipal con el sector: “O se está o no se está”, dijo la primera edil en torno a la prioridad que las principales demandas y reivindicaciones de la agricultura motrileña tienen para el gobierno local; de hecho, la alcaldesa recordó que el ayuntamiento “está peleando ante el resto de administraciones, pero siempre sobre la base de tener hechos nuestros deberes y de hacerlo con el consenso de todos los agentes que representan a la agricultura de nuestra zona”.

La alcaldesa, que agradeció la presencia de la delegada territorial “como muestra de la importancia que, para la Junta de Andalucía, tiene este sector económico en Motril”, insistió en el hecho de que la agricultura está siendo, desde hace muchos años, la locomotora que arrastra el tren económico del municipio, algo puesto de manifiesto durante los meses más duros de la pandemia, pero “que también sufre las consecuencias de problemas heredados y ya casi endémicos a los que hay que dar solución y, para ello, el ayuntamiento tiene que ser su bandera porque es de justicia”, decía García Chamorro. El agua, desde luego y para la regidora motrileña, centra buena parte de esas demandas que se dirigen al gobierno de la nación, “pero mientras tanto debemos ir buscando soluciones mientras llegan las definitivas, porque no podemos sentarnos a esperar, sino que hay que luchar”.

En este contexto, la línea de trabajo que en la actualidad lleva a cabo el gobierno local con la Junta de Andalucía, a través de su delegación territorial, es clave para ir abriendo puertas, pero recordó que “el hecho de que la administración autonómica autorice a regar por encima de la Cota 200 no es sustitutivo, en ningún momento, de las conducciones de Rules”. Al mismo tiempo se refirió de manera directa, tal y como quedó reflejado durante la celebración del consejo, a la expansión de las zonas cultivables dentro del término municipal; objeto de un largo debate en el que se puso de manifiesto el consenso del sector agrícola y las administraciones local y autonómica. “Venimos a solucionar, pero de la mano de los afectados, que son de quienes nos tenemos que asesorar y escuchar” subrayó la alcaldesa.

Avanzar

La delegada, María José Martín, dijo que el relanzamiento del Consejo Municipal Agrario es fundamental: “tenemos que estar aquí, dos administraciones, tal y como nos comprometimos desde el minuto cero; hablando de dotaciones de agua, de ampliación de terrenos y de residuos, dando ejemplo de colaboración y coordinación para ayudar a desbloquear expedientes que llevan muchos años olvidados y todo ello sin olvidar la reivindicación, dirigida al gobierno central, de que las canalizaciones de Rules son nuestra gran apuesta”. María José Martín, quien en todo momento supo ubicar, temporal y administrativamente, muchas de las dudas e inquietudes expuestas por los asistentes añadió que el ejecutivo autonómico en general, y la delegación territorial en particular, no van a cesar en su empeño de apostar al máximo por la generación de empleo y riqueza que se asocian a la agricultura intensiva y subtropical.

Por su parte, el teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Motril, Antonio Escámez, fue claro: “se han dado pasos muy importantes, fruto de reuniones y de nuestra insistencia y que gracias al esfuerzo de nuestra alcaldesa y a la disposición de la delegada van a permitir el desbloqueo de veinte años de problemas y que se puedan regar tranquilamente 225 hectáreas, lo que permite aumentar la empleabilidad y el desarrollo”. Para Escámez, el empeño del gobierno local siempre va al unísono con los agricultores y representantes del sector: “si estamos de acuerdo esto avanza y ahora estamos avanzando”.

Inquietudes

El presidente de Granada-La Palma, S.C.A., Pedro Ruiz, se sinceró durante el transcurso de lo que calificó “un órgano importantísimo que refleja y recoge las inquietudes de los agricultores y de todo el sector”, refiriéndose al consejo. Ruiz dijo que la agricultura “está en un contexto complicado no solo por el Covid, sino por circunstancias externas como el Brexit, pero absolutamente todos estamos trabajando a fondo, bien y dispuestos a defender nuestra agricultura”.

Durante la sesión, los jefes de servicio de Urbanismo y Agricultura, Juan Fernando Pérez y Joaquín Bustos, desgranaron el estado de cosas de diferentes expedientes administrativos o situaciones en compás de espera tal y como, en el primer caso, lo relativo a la modificación del PGOU de Motril en materia de suelo no urbanizable, pendiente del trámite de la Delegación de Medio Ambiente en Granada para su remisión a la Dirección General, previa a su aprobación por la consejería; algo que ya está haciendo ver la luz a final del túnel en un proceso dilatado en el tiempo, pero en el que se está trabajando a fondo en el ayuntamiento y que, según la delegada María José Martín recientemente se le ha dado un nuevo impulso.

De la misma forma, quedaron expuestas las inquietudes de la Comunidad de Regantes de Motril-Carchuna que, en lo relativo a la dotación de aguas, figuraba en el orden del día y que fue comentado por los propios representantes de la comunidad en relación a dos grandes inquietudes: una, la dotación de 62 nuevas hectáreas de regadío en la Cota 200 y, otra, el conseguir la autorización de dar de alta por encima de dicha cota, ya que en zonas limítrofes se está alcanzando incluso la 400. La delegada, en este sentido, se manifestó contenta del desbloqueo del expediente que permitirá que se puedan regar las más de 200 hectáreas comentadas “porque se ha avanzado mucho en un expediente muy antiguo que ahora se desbloquea”, dijo.
Muy comentado, además, el punto relativo a los residuos agrícolas de la planta motrileña y que la propia alcaldesa dibujó como “una polémica de competencias” que, según la delegada territorial, está en manos de la Diputación Provincial, cuya concesión administrativa la hace estar bajo el paraguas del ente provincial hasta 2035 y cuyos problemas de saturación están en el punto de mira de ayuntamiento y agricultores, si bien el teniente de alcalde Antonio Escámez garantizó que el diálogo va en buen camino y habrá próximas reuniones al respecto.
Por último, no menos espinoso resulta el tema de los residuos plásticos generados por los invernaderos. La delegada territorial anunció, en relación a ello, un próximo foro de varios ayuntamientos de la zona y agentes que lleve a poner control en los vertidos y encontrar una solución para que una empresa especializada se encargue de ello.

En la reunión del Consejo Municipal Agrario, celebrada en la emblemática cooperativa ubicada en Carchuna, la presidenta de la Entidad Local, Concepción Abarca, puso el dedo en la llaga de los numerosos problemas a los que se enfrentan los agricultores de la principal zona productiva de cultivos intensivos del término municipal “y que constituyen la principal preocupación de la E.L.A., por lo que el sector siempre nos va a tener al frente para pelear por sus demandas”.

Galería Fotográfica de la noticia 4

Más noticias de Costa Tropical