Publicidad

CGT denuncia que la Junta 'abandona a su suerte' a los 'vigilantes de la playa' de Motril.

“En los lugares de trabajo al aire libre, por la actividad desarrollada, deberán de tomarse medidas para que los trabajadores puedan protegerse, en la medida de lo posible, de las inclemencias del tiempo.”

El sindicato CGT ha denunciado la situación laboral de estos trabajadores "sometidos a las condiciones rigurosas del verano sin ningún tipo de protección digna", según señalan en una nota de prensa.

Estas contrataciones "han venido con polémica desde el minuto uno, ya que el procedimiento mediante el cuál la Junta de Andalucía decidió contratarlos fue irregular, en cuanto a que no se siguieron los cauces habituales a través de la Bolsa Única de la propia Junta, lo que ocasionó críticas sobre las garantías para el acceso al empleo público de las personas aspirantes", afirman.

En esta ocasión, CGT denuncia que la Junta ha “abandonado a su suerte” a estos trabajadores "al no dotarles de puestos de sombra cercanos a su tarea de vigilar que se cumplan la normativa de la Junta sobre las playas en relación con la Covid-19 en las zonas donde están los veraneantes, con lo que tienen que soportar altas temperaturas con los largos paseos por las playas, sin, como denuncia CGT, sombras, ni zona de descanso o espacio para dejar sus pertenencias que tienen que portar encima toda la jornada".

Ante las quejas de los trabajadores, según CGT "la respuesta de la Administración andaluza ha sido decirles que se fuesen a descansar debajo de las palmeras, que están a más de 100 metros de la playa", explica la organización sindical, mientras que la Policía local, en este caso de Motril, "les conmina a que se vayan de allí a la orilla, que es donde se supone que tienen que estar".

Desde la Mancomunidad les facilitaron unas carpas, "de más de 30 kilos, de quita y pon diario, pero que tenían que situar lejos de la línea de playa, con lo que se volvían a encontrar alejados de su zona de trabajo y el agravante de tener que vigilar, además, sus enseres y transportar dicho peso por la arena".

"Utilizan las instalaciones de Cruz Roja, para baño, pero se han tenido que hacer ellos mismos más de 80 copias de llaves para ello. La ropa de trabajo es de ínfima calidad", según la denuncia sindical de CGT, "poco transpirable y amarillea con el sudor".

Según recuerda el sindicato, la exposición a las condiciones laborales de los lugares de trabajo no debe suponer un riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores. El Real decreto 486/1997 de 14 de julio, dice: “En los lugares de trabajo al aire libre, por la actividad desarrollada, deberán de tomarse medidas para que los trabajadores puedan protegerse, en la medida de lo posible, de las inclemencias del tiempo.”

CGT concluye que las personas trabajadoras, en este caso de la Junta de Andalucía, deben tener las condiciones mínimas para ejercer un trabajo responsable y eficiente, tal y como recoge el propio Convenio de la Administración andaluza.

Más noticias de Motril