Publicidad

El PSOE denuncia que personas muy cercanas a la alcaldesa y la presidenta de la ELA ocupan algunas de las plazas de vigilantes de playas de la Junta.

Francisco Ruiz evidencia la total "falta de transparencia y presunto enchufismo en el procedimiento de selección de estas personas".

El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Motril Francisco Ruiz ha llamado la atención sobre la "falta de transparencia y el presunto enchufismo" que se ha dado en el proceso de selección de las personas que realizan labores de control y vigilancias en las playas de Motril, Carchuna y Calahonda.

Ruiz ha denunciado que pese a haber solicitado formalmente la información sobre las personas “que han tenido la inmensa suerte” de obtener una de las 84 plazas ofertadas por la Junta, "desde el Gobierno municipal se han dado largas o no se ha contestado”.

Francisco Ruiz ha asegurado que esta actitud hace sospechar a los socialistas “lo que ya se habla en Motril, Carchuna y Calahonda, y es que hay gente muy, muy, muy cercana, incluso probablemente con lazos familiares, a la propia Luisa García Chamorro, a la presidenta de la ELA y teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Motril y a alguna persona del staff de la alcaldesa”.

“Queremos saber cómo se ha hecho esta selección y cuántas personas de las contratadas son de Motril. Por eso pedimos el listado, para contrastarlo. Porque esta es una información que deben conocer los vecinos y vecinas de Motril, así como los del Llano. Al no dárnosla, se confirma lo que se sospecha en Motril y en todos los municipios costeros de Andalucía, que se está favoreciendo a personas del PP o cercanas al PP”, ha denunciado el edil socialista.

“Una vez más, la alcaldesa no defiende Motril y muestra un total desprecio a las personas paradas de nuestro municipio. Lo que han hecho podrá ser legal pero es una auténtica vergüenza, porque habiendo más de 6.000 personas desempleadas en Motril, familias que están pasando faltas, no había necesidad de darles estos puestos a personas tan, tan, tan cercanas a ellas, alguna residente en Huétor Vega”, ha evidenciado Francisco Ruiz.

“En este periodo tan duro que estamos pasando, superando la crisis de la COVID, dejar a 84 familias de Motril sin posibilidad de trabajar y ganar uno de los sueldos de 1.900 euros es inmoral, una vergüenza. Esto lo único que confirma es que el PP gobierna solo para sus allegados”, ha lamentado.

Más noticias de Motril