Publicidad

El comienzo del próximo curso escolar debe afrontarse desde la máxima seguridad de alumnos, docentes y no docentes.

Propuestas del FSIE-Andalucía para afrontar el Curso Escolar 2020 - 21

La Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza de Andalucía (FSIE-A) ha elaborado un documento de propuestas, que ha remitido al Consejo Escolar de Andalucía, sobre cómo afrontar el próximo curso escolar en nuestra Comunidad.
Desde FSIE-A se apuesta por:

Garantizar la seguridad y la salud laboral de todos los profesionales, docentes y no docentes, de los centros educativos. Además, debe afrontarse ya la equiparación laboral y salarial del personal docente y no docente, total y absoluta, con los compañeros de los centros públicos.

Mejorar la inversión en Educación, ya que es fundamental para hacer frente a retos como el que se nos ha presentado. Por tanto, se hace necesario un aumento de la plantilla docente, la disminución de la ratio y el mantenimiento de los días lectivos actuales.

Aumentar las horas de Orientación en los centros educativos se hace más necesario que nunca y su extensión a todos los niveles obligatorios y postobligatorios, con especial atención a alumnos con necesidades educativas especiales.

El curso 2020/2021 debe partir de una exhaustiva evaluación inicial de cada alumno, a partir de la cual, los equipos docentes elaborarán la estrategia de refuerzo necesario para cada uno, con la posibilidad real de desdobles en grupos que presenten una especial dificultad debido a la peculiaridad derivada de la pandemia.

Inversión en la mejora de las dotaciones tecnológicas de los centros y sus profesionales, ya que de ello depende la transición adecuada a una mayor presencia de la enseñanza on-line cuando sea necesaria.

Cualquier cambio normativo referido al currículo debe dirigirse en este momento a la flexibilización y autonomía de los centros y no provocar cambios innecesarios que añadan aún más dificultad organizativa al curso 2020/2021. Además, deberá diseñarse un procedimiento de evaluación más flexible y centrado en la continuidad del mismo, alejado del encorsetamiento habitual de los tres trimestres, que pueda responder a situaciones imprevistas como la que nos ha sobrevenido. Se deberá aprovechar la experiencia vivida para fusionar e integrar los métodos de docencia presencial del proceso enseñanza-aprendizaje con un seguimiento, en situaciones puntuales, del proceso educativo por vía telemática.

Las familias necesitarán un plan de ayudas económicas para la adquisición de medios digitales, con el fin de paliar la brecha social que se ha hecho visible durante el último trimestre del curso 2019/2020 y, en consecuencia, una formación específica en materia de procesos de enseñanza-aprendizaje y tutorización de los mismos por vías alternativas a la docencia presencial, con el fin de que no se vean desbordados ante situaciones como la vivida.

En cuanto a la formación del profesorado se debe de articular una formación específica para afrontar el proceso de enseñanza-aprendizaje a distancia, así como la eliminación definitiva de la discriminación de los docentes de los centros concertados en el acceso a los planes y programas que dependen de la Consejería de Educación y Deporte.

El alumnado necesitará de formación en el uso educativo de la tecnología, teniendo en cuenta las distintas edades y las posibilidades que son adecuadas en los diversos momentos del proceso madurativo. Habrá que dotarlos de herramientas para afrontar la gestión emocional y psicológica de situaciones como la que ha originado la pandemia e incrementar la formación en una vida más saludable en materia de higiene, alimentación, ejercicio…etc.

Más noticias de Provincia