Publicidad

La Caridad no cierra.

La red de servicios se ha visto obligada a reforzar las atenciones telefónicas para dar continuidad a su misión.
Cáritas Diocesana de Granada sigue atendiendo las necesidades de los más vulnerables al mismo tiempo que trabaja para garantizar la salud de las personas atendidas, voluntarios y trabajadores.

Tal y como explica Luisa Mª Maeso Torres, Directora de Cáritas Diocesana de Granada, “hemos seguido las indicaciones que en cada momento han pautado las autoridades y administraciones competentes. Nuestro principal objetivo ante todo es proteger y prevenir el contagio entre los propios agentes, voluntarios, contratados y las miles de personas que acompañamos y atendemos diariamente en nuestros servicios y proyectos”.

La caridad no cierra

Para cumplir con las medidas del estado de alerta, los servicios de acogida de las Cáritas Parroquiales y Servicios Diocesanos, han reemplazado la atención directa por la atención telefónica o correo electrónico. Ante tales circunstancias, la red de servicios se ha visto obligada a reforzar las atenciones telefónicas para dar continuidad a su misión.

Estas medidas contribuyen a garantizar el equilibrio entre el cuidado de la salud de los agentes de Cáritas, participantes, usuarios y la continuidad de la actividad. Como explica Maeso “existen muchas maneras de estar cerca de las personas, velando por su cuidado, incluso en la distancia”. Y añade “Más allá de la ayuda puntual a demandas concretas, para Cáritas lo más importante es la vivencia del acompañamiento, el hacer sentir a la personas que para alguien cuentan, que hay gente que va a estar ahí acompañándolos en su dolor, en su soledad y que les va a ayudar a salir de su situación”.

Al lado de los más vulnerables: mayores en soledad y familias con hijos discapacitados

El proyecto “Cerca de Ti” junto a los equipos parroquiales, seguirán acompañando a las personas más vulnerables en esta crisis sanitaria, como son las personas mayores que viven en soledad. Como recuerda Maeso, “son muchas las personas mayores que acompañamos desde nuestras Cáritas Parroquiales, la mayoría viven en sus domicilios en situación de aislamiento y soledad no deseada al carecer de lazos familiares”. E incide en la importancia de “reforzar las atenciones especialmente a las personas mayores que viven solas en sus casas, para que, a pesar de la distancia, se sientan acompañados, pudiendo detectarse sus necesidades e informar si fuese necesario, a servicios sociales y centros de salud, de las posibles problemáticas que puedan estar padeciendo”.

Así mismo, el Centro de Atención a Mayores y Discapacitados “Oasis” y el Centro Polivalente de Mayores “Santa Isabel” en Huétor Tájar, han seguido escrupulosamente las recomendaciones específicas pautadas por sanidad a residencias de mayores y centros sociosanitarios. El Equipo Directivo de Cáritas agradece y reconoce el enorme esfuerzo que están haciendo sus profesionales al estar en primera línea de lucha contra el virus, cuidando y manteniendo a salvo cada día a todos sus usuarios. Cabe destacar que estos centros son de especial vulnerabilidad y su personal sanitario es esencial para el desarrollo de la actividad y la contención del virus.

Voluntariado y proyectos socioeducativos, “en cuarentena”

Las medidas de prevención han obligado al cierre temporal de proyectos y talleres socioeducativos y a la suspensión de toda actividad de voluntariado al tratarse, en su mayoría, de personas mayores pertenecientes a colectivos de riesgo. El Centro de día para personas en situación de sin hogar en Motril, el Programa de Empleo o los programas de atención socioeducativa dirigidos a menores, mujeres, comunidad gitana o inmigrantes, son algunos proyectos que se han visto obligados a echar el cierre junto a roperos, tiendas de ropa “La Mar de cosas” y talleres de inclusión sociolaboral.

Momentos para mantener y reforzar la solidaridad

La institución se suma al agradecimiento a todas aquellas personas que trabajan en beneficio de la comunidad: al personal sanitario, a los servicios de limpieza, alimentación, transporte y servicios de primera necesidad, a las fuerzas de seguridad, a los medios de comunicación y a aquellos que se mantienen al lado de los más vulnerables, residencias de mayores, personas sin hogar, migrantes, etc.

El Equipo Directivo agradece especialmente a toda la familia Cáritas, sacerdotes, voluntarios, contratados, socios, donantes y empresas colaboradoras, el esfuerzo que están realizando estos días para cumplir y apoyar la misión de Cáritas. Y anima a la ciudadanía a mantener y reforzar su carácter solidario, para poder seguir ayudando, ahora y en el futuro, a las personas más vulnerables.

Más noticias de Provincia