Publicidad

La Junta ultima una nueva convocatoria de los planes de empleo que tendrá en cuenta el riesgo de despoblación en la provincia

La pasada edición permitió la ejecución de 172 proyectos de interés local y benefició a 3.422 desempleados granadinos
La delegada territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo y Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta, Virginia Fernández, ha anunciado esta mañana que la Consejería de Empleo ultima una nueva convocatoria de las Iniciativas de Cooperación Local, más conocidas como Planes de Empleo, en cuya valoración se tendrá en cuenta por primera vez el riesgo de despoblación de los municipios que se presenten.

Según ha informado la delegada territorial, la nueva orden se encuentra ya en trámite de información pública “y la idea es que se ponga en marcha a principios del tercer trimestre del año”. Entre las mejoras que incorpora la nueva convocatoria, además del criterio de riesgo de despoblación de las entidades locales, está el incremento de las cuantías del incentivo en todos los grupos de cotización, que permanecían invariables desde la primera edición de los Planes de Empleo en 2014.

Además, las bases contemplarán otras variables como acciones personalizadas de orientación e inserción laboral o la incorporación de una normativa que facilite la gestión y tramitación de las ayudas. En este sentido, Virginia Fernández ha recordado que la finalidad de los Planes de Empleo es ayudar a los ayuntamientos en la promoción de la inserción laboral de los habitantes de su municipio. Así pues, “no se trata de ayudas económicas cuyo único fin es el de cubrir costes salariales, sino proporcionar una oportunidad laboral a los colectivos de las localidades con mayor dificultad de inserción laboral al mismo tiempo que los consistorios desarrollan un proyecto de interés local”, ha recordado la delegada.


Incentivos

De esta forma, la Junta aprueba ayudas a los ayuntamientos “para que estos, como entidades contratantes, asuman el pago de los salarios. La definición de ayuda como incentivo impide interpretarla como coste salarial, por lo que no puede fluctuar con el convenio de los ayuntamientos ni establecer diferencias entre los mismos”. Asimismo, la participación de cada municipio la hace en calidad de empleador y, por tanto, sometiéndose a la legislación laboral, “voluntad en la que confía plenamente la Consejería de Empleo que ha introducido, precisamente, mejoras en esta nueva edición para facilitarles su participación”.

La Consejería de Empleo destinó el pasado año 31,5 millones para la puesta en marcha de los planes de empleo en 172 municipios de la provincia de los que se beneficiaron 3.422 personas desempleadas.

Más noticias de Provincia