Publicidad

Ante la crítica de un numeroso grupo de comerciantes, Convergencia Andaluza pide la dimisión del concejal de Comercio.

Denuncian que el concejal de comercio ha excluído de la campaña navideña hecha en colaboración con la asociación de comerciantes, a los que se mostraron críticos con la gestión del gobierno.

El concejal de comercio Francisco Robles ha excluido de la campaña municipal de promoción de ventas navideñas, pagada con fondos públicos, a los comerciantes que se han mostrado críticos con la gestión del tripartito.

Cuestiones tan importantes y polémicas como el derribo del Mercado para instalar una gran superficie, la falta de limpieza, el cambio en los horarios de recogida de basura o la falta de mantenimiento del mobiliario urbano han merecido el rechazo de un importante sector del comercio sexitano, que no pasa por su mejor momento.

La utilización y manipulación por el gobierno tripartito de la asociación de comerciantes sexitanos (ACOS), cuya secretaria ha sido la mujer del concejal de comercio, impidiendo que los comerciantes pudiesen debatir y pronunciarse libremente sobre los problemas que les afectan ha sido el detonante para que un sector importante de los mismos abandonase el grupo de WhatsApp de la asociación, cansados del uso partidista del mismo.

La represalia del concejal de comercio ha sido inmediata. En un alarde de sectarismo político, todos ellos han sido incluidos en una lista negra y excluidos de la campaña institucional de promoción de las compras navideñas pagada con el dinero de los contribuyentes.

La utilización de fondos públicos con carácter discriminatorio excluyendo a aquellos comerciantes que no se dejan controlar y manipular es un presunto delito de prevaricación y malversación claramente definido en el código penal, amén de totalmente repudiable desde el punto de vista democrático y evidencia la percepción ciudadana de que el gobierno Herrera considera el Ayuntamiento como su particular cortijo.

Convergencia Andaluza, ante este vergonzoso comportamiento, exige la dimisión del concejal delegado de comercio Francisco Robles, por un mero principio de higiene democrática.

Más noticias de Almuñécar