Publicidad

Las aguas de las playas de Almuñécar y La Herradura son aptas para el baño

Así lo determina la Consejería de Salud tras los últimos informes y que ha hecho público el concejal de Turismo y Playas Daniel Barbero

Las aguas de baño de las playas de Almuñécar y La Herradura se encuentran aptas para el baño y dentro de los niveles de calidad establecidos, según el informe que ha elaborado la Consejería de Salud y Familias de la Junta, a través del Programa de Vigilancia Sanitaria de las Aguas de Baño, durante el mes de agosto en base al los análisis realizados sobre el estado las playas sexitanas según el informe que ha hecho público el concejal de Turismo y Playas del Ayuntamiento de Almuñécar, Daniel Barbero.

“Como viene siendo habitual la citada Consejería de Salud de la Junta de Andalucía realiza muestreos en distintos puntos de nuestra costa para control y mayor seguridad. En concreto éstos últimos se realizaron desde Cabría hasta Cantarriján, incluyendo zonas como Cotobro, Pozuelo, San Cristóbal y Velilla, así como La Herradura en distintos puntos de la playa”, explicó Barbero.

Las muestras de agua fueron analizadas para determinar los diferentes parámetros exigidos por la normativa vigente, como los macroscópicos, transparencia, color, aceites minerales, presencia de espumas persistentes y sólidos flotantes, restos orgánicos y cualquier otro residuo –de cristal, plástico, caucho, madera, que pueda afectar a la salubridad de las aguas y se considere de interés sanitario.

Cabe recordar que el Programa de Vigilancia Sanitaria de las Aguas de Baño se basa en el seguimiento analítico; realizar las actuaciones sanitarias en casos de incidencia –que pueden ir desde las limitaciones de uso hasta la prohibición del baño, o incluso la clausura de playas-; la coordinación con ayuntamientos y administración ambiental y la información pública a la ciudadanía.

Más noticias de Almuñécar

'El Alzheimer borra los recuerdos, pero no los sentimientos'

AFAVIDA y Ayuntamiento de Almuñécar celebran hoy 21 de septiembre el Día Mundial del Alzheimer, pidiendo a los vecinos que pongan corazones verdes en comercios y fachadas, como muestra de la concienciación y colaboración en el día a día con los enfermos.