Publicidad

Un piano, 200 velas, luna llena y el acueducto romano de Almuñécar

Es todo un lujo para los sentidos deleitarse en un espacio abierto y junto a un tramo del acueducto romano de Almuñécar de un bello concierto de piano rodeado de 200 velas.
Anoche, por séptimo año consecutivo, el pianista y compositor mallorquín, David Gómez, ofreció, en el bello y majestuoso escenario del parque del acueducto romano, situado junto a la urbanización del Cercado de la Santa Cruz, uno de los concierto más bellos del verano en la localidad sexitana, y que se incluye en la programación que lanza la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Almuñécar.

David Gómez se ha convertido ya en todo un maestro de este tipo de conciertos, donde no le faltan fieles seguidores y seguidoras que disfrutan de un repertorio propio y donde deja constancia de su lugar de origen, el amor o la relación con sus amigos y familia que marcan el momento e interpretación tan especial.

Y es verdad. Un piano y 200 velas sigue siendo un concierto para los amantes de la música de calidad, íntimo, en un ambiente bello y romántico que ya se ha convertido en un referente en la Costa Tropical. A pesar de los años este concierto sirve para descubrir un lugar y el impresionante monumento donde destacan sus arcadas que lo elevan, piedra a piedra, de forma magistral.

El repertorio concertista de piano y compositor, David Gómez, abrió y cerró el concierto con una obra donde toca el acordeón y el piano o viceversa. Depués llegaron cinco temas de su propia obra con piezas como: “The Island”, “The Lighthouse”, “16 years old”, "Marinha" , "The Immigrant", "Qalb Arjuani", y asi un amplio repertorio con las que hará sentir a los asistentes el carácter cinematográfico de su álbum "The Island, 2013" y "Pianographie, 2017". No faltó la complicidad con el público a lo largo de la actuación y que lo hace aún más ameno.

El músico mallorquín sigue escribiendo una bella página en la historia musical de la noche sexitana veraniega, este año más calurosa que otras ediciones a celebrarse en el mes de agosto. “Calor” que se incrementó con los aplausos del público al finalizar cada interpretación.

Más noticias de Almuñécar