Publicidad

La Diputación y la Escuela Andaluza de Salud Pública se proponen ampliar la red de municipios “amigos de los mayores”

Ambas instituciones plantean trabajar conjuntamente para conseguir que Granada sea la sede del Centro para la Longevidad del Sur de Europa
La provincia de Granada será más vieja dentro de diez años, cuando la media de edad de su población aumente de forma importante. En 2019 tendrá más defunciones que nacimientos y en 2022, la tasa negativa de crecimiento vegetativo invertirá la positiva del año 2016. Ese desequilibrio generacional vendrá producido por un drástico descenso de la natalidad en la provincia, que hacia el año 2022 registrará un 20% de nacimientos menos de los que tuvo en 2010. Estos datos se han expuesto esta mañana durante la presentación del libro ‘Envejecimiento activo, un marco político ante la revolución de la longevidad’, acto en el que han participado el presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, el director de la Escuela de Salud Pública de Andalucía, Joan Carles March, y el autor de la publicación, Alex Kalache, que fue director del programa de Salud de la OMS (Organización Mundial de la Salud).
Durante su intervención, el presidente de la Diputación ha destacado el cambio que se ha producido en la mentalidad de muchas personas mayores que eligen envejecer de manera activa y productiva. Por ello, “la agenda de la Diputación está marcada por las necesidades de su ciudadanía, y con especial atención a las personas mayores, por su salud, bienestar y también por su formación”, ha explicado Entrena, quien ha señalado que la institución tiene concertadas con los ayuntamientos de la provincia actividades de promoción de la autonomía personal, además de desarrollar programas de participación activa de personas mayores, a través de actividades de educación medio ambiental que fomenten la solidaridad intergeneracional. También ha aludido a actuaciones promovidas desde el área de Bienestar Social, que está diseñando un programa de entrenamiento sobre el uso del “smartphone”, para favorecer el envejecimiento activo a través del uso de nuevas tecnologías en más de 100 municipios de la provincia.
El presidente de la Diputación y el director de la Escuela de Salud Pública de Andalucía han aludido, además, a la posibilidad de establecer líneas de colaboración entre las dos instituciones ligadas a la salud y el bienestar Social. En este sentido, han planteado crear una oficina conjunta entre la Diputación y la Escuela Andaluza de Salud Pública que dé apoyo a los municipios de la provincia para convertirlos en ciudades o pueblos ‘amigos de los mayores’. Además, se proponen trabajar conjuntamente para conseguir que Granada forme parte del Centro en Red del Sur de Europa de los Centros Europeos para la Longevidad, una iniciativa que actualmente cuenta con 19 centros en todo el mundo.

Más noticias de Provincia